Gilbert Arenas, el eterno rechazado


Agente 0 un jugador que nos impresionaba con sus triples increíbles y sus bandejas imposibles, además de ser uno de los mejores ladrones y un jugador mágico. Estamos hablando de Gilbert Arenas y hoy vamos a hablar de su gran carrera por la mejor liga del mundo.

Infancia dura

La madre de Gilbert se quedó embarazada de él siendo apenas una adolescente y tuvo que criarlo ella sola debido a que el padre de Gilbert les abandonó.  Cuándo Arenas tenía dos años su madre se movía por lugares indeseables, lo que hizo que tuviera problemas con la policía, que al enterarse de que tenía un hijo buscaron a su padre. Este tuvo que hacerse cargo de su hijo y educarlo él. Arenas no volvería a ver a su madre hasta después de 20 años.

Gilbert jugó en el instituto Birmingham High School hasta que su entrenador dejó de contar con él debido a que, según él, había llegado a su máximo como jugador y no daba para más. Después de esto se marchó al Grant High School en Van Nuys, que le quedaba lejos de casa, pero quería seguir jugando al baloncesto. Siendo el más joven de su clase, con 14 años y midiendo 175 cm, Gilbert no tenía apariencia de estrella (más bien de jugador mediocre), pero en poco tiempo demostró su magia con el balón en las manos.  Arenas rápidamente se consolidó como un titular indiscutible en el equipo y ya en su temporada de sophomore se convirtió en una sensación en la liga escolar.

A pesar de todo esto, no dejaba de trabajar y entrenar duro ya que su afán de superación y competitividad eran enormes.  En su temporada júnior  Gilbert demostró todo lo que valía y podía llegar a ser, creció hasta los 190 cm y elevó sus números hasta la treintena de puntos además de ser un jugador muy vistoso, daba mucho espectáculo.

Enla época universitaria jugó para los Wildcats, equipo en reconstrucción debido a que habían perdido a sus estrellas Mike Bibby y Miles Simon que iban camino a la NBA. No obstante, Gilbert se encontró con uno de los equipos con más talento en la historia de la NCAA. A su presencia hay que añadir la de jugadores de la talla de Jason Gardner, Richard Jefferson, Loren Woods o Luke Walton, que acabarían dejando huella en la NBA. En su posición se encontraba por delante de él Rubén Douglas, jugador al que le había encajado anteriormente 49 puntos en el instituto. No obstante y siendo un freshman, es decir que era su primera campaña en la NCAA, logró la increíble hazaña de quitarle el puesto de titular a Douglas, que semanas después sería traspasado a New Mexico State. En sus primeras semanas en el National Invitational Tournament fue elegido MVP después de anotar 20 puntos y robar 5 balones en la final contra Kentucky. Sin embargo, Arenas se tuvo que acostumbrar a no ser la primera referencia del equipo en ataque, algo que en su instituto no pasaba, ya que el era la estrella absoluta. En cualquier caso, los Wildcats quedaron eliminados en segunda ronda.

Al año siguiente el equipo era un serio contender al campeonato, la temporada no empezó todo lo bien que ellos querían, la mujer del entrenador se estaba muriendo de cáncer. Era como una madre para el equipo así que Arenas y sus compañeros se propusieron ganar el campeonato por ella y por su marido el entrenador. La mujer acabaría muriendo el día de año nuevo, pero la tristeza no acabó con ellos.

El equipo sacó energía para ganar 20 de los siguientes 23 encuentros. En aquella temporada 2000-01, Arenas tuvo los grandes números de: 16.2 puntos, 3.6 rebotes, 2.3 asistencias y 1.8 robos en 29 minutos por choque, tres menos que el año anterior. Arizona entró como segundo cabeza de serie de la región Medioeste. En la final regional frente a Illinois, Gilbert anotó 16 de los primeros 24 tantos de Arizona, y 18 en total en la primera mitad. Acabó con 21 puntos y los Wlidcats lograron volver a una Final Four tras su último campeonato, en 1997.

En las semifinales vencieron a Michigan State y Gilbert fue clave en defensa con 6 robos de balón. En uno de los robos, se chocó con Zach Randolph. En la final frente a Duke, Gilbert aún sentía bastante dolor por el impacto. Por la mañana, según palabras de Arenas, pensó que no podría levantarse de la cama.  Finalmente jugó, pero estuvo bastante desencertado, anotando 10 puntos con malos porcentajes (4-17 en tiros de campo). Cayeron frente a los Blue Devils 82-72. Arenas se presentó ese año al draft de la NBA aun faltándole 2 años de universidad.

Etapa NBA

Arenas fue elegido en segunda ronda en la posición número 31 por los Golden State Warriors y nada más ser elegido hizo la misma predicción que en la universidad, a mediados de año sería titular. El entrenador de Golden State Dave Cowens fue reemplazado por Brian Winters cuando llevaba 8 victorias y 15 derrotas. A este no le gustaban los jugadores que no completaban su ciclo universitario y le dejó claro a Arenas que no iba a contar con él a pesar del récord nefasto del equipo.

Arenas trabajaba duro en los entrenamientos, fue capaz incluso de conseguir una llave del pabellón de entrenamiento de los Warriors para ir a practicar por la noche. Por si fuera poco, participaba en partidos de playground locales poniendo en riesgo su contrato de 850.000 dólares. Arenas se llevaría otra decepción al ver que no disputaría el partido de rookies y sophomores, en ese partido jugarían personas que Arenas había dominado en el instituto y en la universidad. Lejos de bajar los brazos, seguiría entrenando duro durante toda la temporada. Cuando los Warriors se quedaron sin post-temporada Winters le pregunto si quería jugar de base cosa que Arenas jamás había hecho, pero como quería minutos aceptó. Acabó la temporada en 10.9 puntos, 2.8 rebotes y 3.7 asistencias, números muy productivos para no haber jugado en toda la temporada. Como titular, sus promedios fueron de 14.1 puntos y 5.1 asistencias. Fue elegido rookie del mes de abril tras firmar 16.6 puntos, 4.8 rebotes, 6.1 asistencias y 2 robos en nueve partidos. Esa temporada, en un viaje a Miami, volvió a ver a su madre.

Para la temporada 2002-03, los Warriors ya no contaban en sus filas con Larry Hughes y habían seleccionado en el draft a Mike Dunleavy, en lugar de Jay Williams, quién le podía haber quitado el puesto más fácilmente, lo cual podía suponer una muestra de confianza en Gilbert. Arenas tomó un curso rápido de base viendo cintas de Mike Bibby y Damon Stoudamire. Eric Musselman era el nuevo entrenador del equipo, y Arenas, que tenía intención de liderar a los Warriors a la victoria cada noche, vió pronto que las cosas no funcionaban en Golden State.

Gilbert-Arenas-Shots-Fired-3.png

Aun así, el equipo experimentó un notable progreso, pasando de las 21 victorias de la anterior campaña a las 38. Arenas subió mucho tanto en estadísticas cómo en minutos y pasó a promediar 18.3 puntos, 4.7 rebotes y 6.3 asistencias.  Fue nombrado MVP del Rookie Challenge del All-Star Weekend tras anotar 30 puntos, con 23 en la segunda mitad, lo que le sirvió de venganza por lo del año pasado. Ese año fue galardonado con el MIP por delante de Tony Parker, entre otros.

La siguiente temporada paso a ser uno de los agentes libres más codiciados del planeta, se unió a los Wizards a cambio de 65M por 6 años. Se perdió los primeros 27 partidos debido a una lesión abdominal pero uando se recuperó lideró al equipo en puntos y asistencias además de firmar tres triples dobles y igualar el récord de la franquicia en triples con 8 frente a Los Ángeles Lakers. No obstante, acabaron la temporada con un pobre 25-57.

El éxito llegó la temporada siguiente junto con Larry Hughes (22 puntos por choque), se convirtieron en el mejor dúo base-escolta en anotación. Pero más decisiva fue la llegada de Antawn Jamison. Arenas y Jamison se convirtieron en los primeros jugadores de Washington, desde Jeff Malone y Moses Malone en 1987, en participar en un mismo All-Star. Gilbert fue el líder en anotación con 25.5 tantos además de repartir 5.1 asistencias y capturar 4.7 rebotes. Llegaron por primera vez a los playoffs desde 1997. Ganaron a los Bulls de Chicago pero cayeron en semifinales ante Miami con un contundente 4-0. Durante las siguientes temporadas Arenas seguía subiendo sus promedios de anotación y se convertía en una verdadera amenaza en los finales de partido. A partir de la campaña de 2008 la rodilla de Agent 0 comenzó a dar serios problemas y su nivel bajó notablemente. Se retiró oficialmente el 2012 en Memphis.

Gilbertology

La Gilbertology era el carácter que tenía Arenas y permitía que la gente le conocies. Entrenar 9 horas al día por que no quería perder nunca, pensar que si su casa tiene una habitación con gran altitud tendrá ventaja sobre sus rivales a la hora de jugar un partido…

En los descansos de los partidos se dedicaba a jugar partidas de Póker Online. Su forma de lanzar los tiros libres la inspiró Richard Hamilton, cuando en una de sus tardes raras, Gilbert entró en una cancha de Washington y vió como un niño imitaba la forma de tirar de Hamilton (tres botes con la mano izquierda). A partir de entonces se pasaría el balón tres veces alrededor de su cuerpo antes de lanzar un tiro desde la línea de personal. Ahora, cuando pasea por las calles de Washington y de medio Estados Unidos, ve a los niños imitando su forma de tirar.

Su número 0 se debe a que en el colegio una profesora dijo que no era nada en la vida y que siempre seria un 0, así que Arenas le dedicó su dorsal. Otra de las hipótesis respecto a su número es que se lo puso en honor a su entrenador de instituto, que le dijo que jugaría 0 minutos.

Arenas tal vez no será una super leyenda de la NBA pero mucha gente le guarda un hueco en su corazón. El mejor Agente del mundo, Agent 0.

Deja un comentario si te ha gustado o quieres opinar.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s